Los secadores de lecho fluido de Niro llevan marcando el estándar por varios años. Tanto en procesos continuos como discontinuos (batch) los secadores de lecho fluido pueden ser construidos en una amplia gama de tamaños pudiendo procesar cualquier partícula cuyo tamaño varíe de 20 a 5000 micrones, con alimentaciones que van desde polvos secos a húmedos, tortas de filtrado o de centrifugado.
Pueden ser provistos sistemas de lecho fluido abiertos o cerrados dependiendo del producto, volatilidad, seguridad del proceso y requisitos ambientales

Sistemas de lecho fluido abiertos
El aire atmosférico es utilizado en este proceso para remover agua. Normalmente un sistema de pulmón es utilizado para que balancee la presión ya que la misma debe ser ligeramente negativa en partes del lecho fluido. Dependiendo del producto y de la disponibilidad de fuentes de calor, el calentamiento será directo o indirecto. El aire de salida es limpiado, ya sea con un filtro de mangas, o con un ciclón con o sin lavador de gases.
En caso de que el producto posea riesgo de explosión, se pueden considerar sistemas de ciclo abierto o sistemas semi cerrados con dispositivos auto sofocantes.

Sistemas de lecho fluido de ciclo cerrado
Este tipo de secado opera con un medio de gas inerte (usualmente nitrógeno) que es reciclado dentro del sistema. Estos sistemas de lechos fluidos de ciclo cerrado son los que deben ser utilizados para secar materia prima conteniendo componentes orgánicos volátiles, o cuando el producto no deba entrar en contacto con el oxígeno durante el secado.
Son herméticos y la adición de gas inerte es controlada monitoreando el nivel de oxígeno en el gas de secado y la presión del sistema, que se mantiene positiva. Los volátiles evaporados son recuperados en un condensador.

Granulación en lecho fluido 
Se utiliza en casos en los que el proceso requiera que los sólidos se encuentren como partículas antes de entrar al secador de lecho fluido. En el caso especial de la granulación en lecho fluido, las partículas son conformadas en el lecho por medio de una lluvia de líquido en spray a las partículas fluidizadas. Los sólidos aglomerados ideales para el secado en lecho fluido pueden ser formados en un proceso independiente como cristalización, coagulación o polimerización, seguido luego por un proceso mecánico de eliminación de agua. Las partículas también pueden ser formadas por secado spray. En otros casos, partículas sólidas o húmedas pueden pasar por un proceso de aglomeración o granulación antes de entrar en el lecho fluido.

Aglomeración Rewet
El aglomerador Rewet de Niro ™ es utilizado para aumentar el tamaño de partículas a un tamaño deseado. El polvo fino es transferido a una cámara de aglomeración donde el mismo es dispersado en aire y puesto en contacto con un spray de líquido. Así, húmedos, se forman aglomerados porosos que son luego secados en condiciones de fluidificación. Después de enfriarse, el polvo es descargado, clasificado y las partículas finas son recicladas para mayor aglomeración. Este sistema de aglomeración es típicamente utilizado con café, mezclas de cacao y azúcar, cuando es necesario que el producto se disuelva instantáneamente.

Toberas para fluidificadores de lecho fluido

Atomizador Rotatorio
La atomización es conseguida al alimentar el producto por medio de una rueda que gira a alta velocidad. El atomizador rotatorio se encuentra ubicado en el techo. Los diseños varían de acuerdo a la aplicación, bien sea una alimentación abrasiva o no. El polvo producido por este atomizador tiene una distribución de tamaños acotada, con tamaños de partículas que van desde los 20 a los 50 micrones.

Toberas para dos fluidos en co-corriente
La atomización es conseguida inyectando aire comprimido junto con el líquido de alimentación. La tobera es colocada en el techo, lo que es ideal para productos sensibles al calor y tiene la ventaja de poder manejar tanto productos de baja como de alta viscosidad. El polvo generado por medio de estas toberas a co-corriente tienen una distribución de tamaño de partícula de 10-40 micrones..